Un homenaje a Ticino y a la escalada en búlder, sino también una llamada a la acción

Black Diamond presenta el documental Ticino Gravity sobre la escalada en búlder

Redacción Tradesport12/04/2024
Imagen
La reconocida marca Black Diamond te invita a explorar Ticino, Suiza, donde se encuentran algunas de las mejores zonas para la escalada en búlder en todo el mundo. Desde las primeras ascensiones hasta retos inspiradores, el documental Ticino Gravity explora en qué consiste realmente la escalada en búlder, adentrándose también en la historia y el trasfondo de esta famosa zona suiza.

Muchos escaladores se sienten atraídos por la fascinación gravitacional de los bloques de Ticino. Ya en los años 80, el encanto magnético de esta zona suiza resultaba irresistible, como confirma el escalador Richi Signer pionero en la zona: "[...] mis ojos captaron los innumerables bloques con una textura de superficie fina. Mi corazón empezó a latir más rápido al instante y mis ojos quedaron deslumbrados por la tremenda oportunidad de escalar en búlder".

Cuarenta años después, el atleta de Black Diamond, Kim Marschner, experimenta sentimientos similares: “De inmediato me enamoré de Ticino para probar todas esas líneas clásicas y crear nuevos bloques”.

Para Kim Marschner, atleta de Black Diamond, y la embajadora Kaddi Lehmann, Ticino se ha convertido en un segundo hogar. En el documental Ticino Gravity te muestran de dónde proviene su amor por la zona y te llevan en un viaje por una de las mejores y más famosas áreas de escalada en búlder del mundo. Ticino alberga zonas como Chironico, Cresciano, Callanca, Brione y Valle Bavona, donde se ha hecho historia en la escalada en búlder. Escaladores como Claudio Cameroni, Fred Nicole, Bernd Zangerl, Thomas “Steini” Steinbrugger, Michi e Ivan Tresch, por mencionar solo algunos, son inspiración para muchos. En este documental también aparece Richi Signer, uno de los primeros escaladores en ver el potencial de la escalada en búlder en la zona.

Black Diamond ha recopilado las experiencias de Richi Signer en “Un breve viaje personal a los primeros días del boulder en Ticino“y de Kim Marschner en”Embrace Gravity: una historia de escalada en búlder en Ticino”.

Ticino Gravity no solo es un homenaje a Ticino y a la escalada en búlder, sino también una llamada a la acción, invitándote a aprender sobre las costumbres locales, los delicados problemas de acceso, la cultura y la comunidad de escalada para que todos cuidemos de los lugares que amamos.

Las normas de escalada para practicar búlder en Ticino incluyen: no hacer fuegos abiertos, respetar las reglas de acceso y la ética de escalada, cumplir con las normas de estacionamiento y sus tarifas, respetar la naturaleza, no acceder a propiedades privadas, respetar a los locales y a otros escaladores, no tallar agujeros o apoyos, limpiar las marcas de tiza, llevar la basura contigo, apoyar a los negocios locales y llevar a los perros atados.

Embrace Gravity - Una historia de escalada en búlder en Ticino, por Kim Marschner

La primera vez que fui a Ticino fue en 2016. Ese año cumplí 18 años y por primera vez pude conducir solo. Acababa de comprar mi primera furgoneta, invité a dos amigos y nos dirigimos a Suiza.

Inmediatamente me enamoré de Ticino y supe que esta sería la zona de escalada en búlder en la que quería pasar mi tiempo, repitiendo todas las líneas clásicas y encadenando nuevos bloques.

Pronto dirigí mi atención hacia Val Bavona. Es un valle lateral de Valle Maggia y la primera vez que fui allí, quedé abrumado por el número infinito de bloques en ese valle. Conduces por este estrecho valle y, desde el principio, hay campos de bloques a la izquierda y a la derecha de la carretera. Lo especial de Bavona es que la mayoría de los bloques son 8a o más difíciles. Hay más de diez bloques 8C y más difíciles en este pequeño valle. No conozco ningún otro lugar en el mundo donde haya algo así.

Pasé horas y días caminando por el bosque y por las colinas en busca de nuevos bloques. Me movia la idea de encontrar un bloque que destacara sobre los demás. Para ser honesto, ni siquiera sé cómo debía ser ese bloque. Seguramente alto y duro, con características claras. Pero al final, es difícil imaginar ese bloque ideal, y por eso sigo explorando y probablemente nunca dejaré de buscarlo.

El año pasado, Jimmy Webb y su amigo Roman encontraron ese bloque realmente único hacia el final del valle. Me invitaron a probar el bloque con ellos. Una gran pared sobreexplotada con una roca muy característica. Para ser honesto, se acercaba mucho a la línea que estoy buscando. Pero como mencioné, siempre quiero encontrar algo mejor.

Jimmy pronto escaló la línea izquierda del bloque y la llamó “The New Abnormal”. Es un gran bloque de 8B+/C pero más difícil si no eres alto. Mi enfoque principal estaba más en la salida derecha de ese bloque porque la altura no era realmente un factor determinante para esa línea. Pero el año pasado no pude hacer el movimiento clave y terminó la temporada.

Este año volví con el objetivo de escalar esa línea. El segundo día de regreso en Bavona, llevé todas mis colchonetas al bloque y comencé a intentarlo de nuevo. Rápidamente descubrí que lo que intenté el año pasado no estaba funcionando, así que busqué una manera diferente. En lugar de saltar, encontré un gancho derecho para el dedo del pie y un elevamiento para el pie izquierdo que me costaba. Después de intentarlo mucho, finalmente hice el movimiento por primera vez.

Imagen

En la siguiente sesión me sentí un poco cansado y no pude hacer el movimiento nuevamente. Un poco frustrado, decidí hacer dos días de descanso e intentarlo con energías renovadas. Mi plan funcionó y pude hacer el movimiento nuevamente, pero no pude enlazar el inicio. Sin embargo, en la siguiente sesión las condiciones eran mejores, mi piel estaba genial y me sentía fuerte. Después de un buen calentamiento, estaba listo para intentarlo, pero nuevamente caí en el cruce. Es realmente difícil conseguir encadenar toda la línea de manera correcta y eso hace que el movimiento sea mucho más difícil. Otro intento y volví a caer. Nuevo intento y fracaso de nuevo. Me di cuenta que estaba cansado y que era el momento de una hora de descanso. Bajé al espacio de estacionamiento y me calenté en mi furgoneta. Un pequeño refrigerio para conseguir algo de energía y estaba listo para un último intento.

Subí al bloque, me coloqué perfectamente, puse mi pie izquierdo y el gancho derecho para el dedo del pie y me estiré tan fuerte como pude. Apenas clavé el siguiente canto y comencé a darme cuenta de que todo lo que tenía que hacer ahora era seguir. Todavía no había terminado tras ese movimiento imposible, pero lo tenía bastante controlado y sabía que podía hacerlo.

Unos segundos después me encontré que había conseguido encadenar “Embrace Gravity” 8B+, Primera Ascensión. ¡Qué sensación! 

Un breve viaje personal a los primeros días del boulder en Ticino, por Richi Signer

Richi Signer, nacido en Suiza en 1958, es uno de los primeros escaladores deportivos y boulderista de la zona; incluso hoy en día, tras su jubilación, pasa la mayor parte de su tiempo libre escalando o buscando nuevos bloques. Fue uno de los primeros escaladores en descubrir el interminable potencial del boulder en Ticino; simplemente adora la simplicidad de la escalada.

En 1982/1983, un amigo escalador, amante del café con leche y el vino tinto, me pidió que lo acompañara a la parte soleada de Suiza. Había un gran potencial para nuevas rutas y una mano amiga siempre era bienvenida para taladrar (¡a mano!). Al inspeccionar una pared sobre Cresciano, mi ojo captó los innumerables bloques con una fina textura en la superficie. Mi corazón empezó a latir más rápido al instante y mis ojos se quedaron asombrados por las tremendas oportunidades de boulder. Tan solo unas semanas después, finalmente pude sumergirme en este cosmos único de bloques, solo perturbado por algunas cabras. Sin nombres, sin marcas de verificación, sin flechas señalando el camino: solo un enorme patio de recreo personal. Hablando de nombres y cotas, a veces había nombres y solo dos cotas: o subías, o no lo hacías. Recorriendo los bosques de Cresciano equipado solo con un par de zapatos de escalada, un trapo y una bolsa de magnesio... ¿qué podría ser mejor?

Tan solo dos años después, nuevamente por casualidad, descubrí Chironico, el siguiente universo de bloques. De inmediato, en el primer bloque, hoy llamado el bloque “Borderline”, se rompió mi agarre y aterricé un poco bruscamente en el suelo. En aquellos días sin crash pad (que se convirtieron en algo habitual a finales de los años 90) y sin observador, fue un incidente bastante desagradable. Mi experiencia de caída limitó mis visitas, pero claramente seguía prefiriendo Cresciano. Tiene un buen aterrizaje y más sol en invierno, porque claramente lo visitaba principalmente en invierno. Incluso hoy, después de cuarenta años, uno de mis destinos favoritos es recorrer toda la zona que cuenta con alrededor de cincuenta bloques. A finales de los años 80, me sorprendió encontrar trazas de magnesio de otra persona aquí, así que alguien más tenía que estar escalando.

Imagen

A principios de los años noventa, Fred Nicole visitó Cresciano con amigos y locales para escalar, entre otras cosas. También vió de inmediato el potencial del Boulder en la zona. En el área vecina de Osogna, logró realizar el primer boulder 8a en Ticino en 1994, el “Rêve de Mario”. El nombre también resolvió el misterio de las misteriosas trazas de magnesio que había visto. Mario Ferrari aparentemente ya había sido picado por el bicho del boulder en los años 80. En 1985, ya abrió una vía 7a+ en Osogna con el nombre “Traverse di Mario”.

En 1996, regresé a Chironico con Andreas Luisier y también exploré la zona, hoy referida como “Rah Plats Plats”. Andreas marcó algunos bloques “nuevos” con pequeñas flechas como solía hacerlo en el Jura de Basilea. Unos años más tarde, estas flechas captaron la atención de los hermanos Tresch y mi conocimiento con Fred Nicole cerró aún más la brecha. La escena del boulder aún era relativamente pequeña en ese momento. La gente se conocía entre sí, se cruzaba y escuchaba esto y aquello de vez en cuando. La primera publicación de la zona en medios de habla alemana se realizó en 2000 (revista Rotpunkt 3/2000) y en los medios de habla francesa en 1999 (Rock n'Wall).

Cuando se publicaron estas notícias, con la presencia internacional y la fama de Fred Nicole y la aparición de los crash pads, el desarrollo del boulder (también a nivel internacional) no paró de crecer a partir de los 2000. Otros destinos de boulder en Ticino, como Brione, Calanca y Bavona, se fueron haciendo conocidos y el potencial de la zona todavía parece inagotable.

Desafortunadamente, como en muchas otras cosas, los conflictos también se han convertido en un tema “cotidiano”. El boulder se ha convertido en un deporte popular por todo el mundo, también gracias a los rocódromos cubiertos, y en muchas áreas ya no es un deporte pacífico. Por muy genial que sea cuando la gente practica su deporte favorito en la naturaleza, el comportamiento de algunos individuos también puede ser problemático. La falta de respeto hacia la naturaleza, el boulder o la población local no puede tolerarse.