Compartir:
Facebook
Twitter
08-02-2013
MONTAÑA - NIEVE

> CONSEJOS DE INFOTRAVESÍA

Decálogo para comenzar con el esquí de travesía

1.- La primera recomendación sería el de la paciencia y el tesón. Un esquiador de montaña completo no se termina de “moldear” y perfeccionar en una temporada, ni en dos. Es un constante crecimiento personal como esquiador y montañero. Podemos decir que aprendemos algo nuevo todas las temporadas y nunca terminamos de formarnos.

2.- El segundo consejo hace referencia a la seguridad. Identifica tus puntos débiles como iniciado, pueden ser las técnicas de descenso, tus conocimientos básicos de montaña invernal, o los conocimientos mínimos de nivología u otras habilidades específicas de nuestro deporte. Aceptando nuestras deficiencias, no arriesgaremos, desde la primera salida tienes que aprender a evaluar riesgos y el principal factor de riesgo al iniciarme es mi falta de experiencia.

3.- Cuando vayas en grupo, con compañeros de diferente nivel, comunica en todo momento tus limitaciones en esta disciplina del esquí y la montaña. Una salida en grupo tiene que ser acorde con el nivel de todos sus integrantes, incluido el más nobel.

4.- Tenemos que ser progresivos en el aprendizaje. La progresión en técnicas de esquí sería la siguiente, dominar la pista primeramente, posteriormente hacer mucho fuera de pista en estación y una vez que dominamos el fuera pista hacemos esquí de travesía. Las técnicas de ascenso en esquí de montaña aunque igual de importantes, en principio son mucho más fáciles de ejecutar en términos generales. A no ser de que queramos hacer cumbres muy alpinas, digamos lo así más esquí alpinismo. Lo más complicado su combinación, es decir, hacer una buena traza tanto de ascenso como de descenso.

5.- Si todavía estás progresando en técnicas de descenso, no dejes de ir a pista. Nuestras técnicas de descenso tienen que ser dominadas a la perfección.

6.- No te obsesiones con las cumbres, las grandes rutas o los grandes descensos. Poco a poco llegará el momento donde todos esos objetivos que te marcaste estén a tu alcance y puedan ser realizados.

7.- Haz cursos específicos de esquí de travesía y salidas guiadas, pero te advierto que en un fin de semana no se aprende todo lo que abarca nuestra disciplina. Completa tu formación con cursos de nivología para esquiadores, primeros auxilios en montaña, técnicas de alpinismo invernal, rescate en grieta (si pretendes esquiar en glaciar), GPS y orientación en montaña, entre otros.

8.- Mantente en forma (si estás en temporada), tienes que estar preparado para la siguiente jornada de esquí de travesía. Ten en cuenta que cuando no dominamos una técnica, para su ejecución necesitamos mucha más energía pues tenemos más desgaste. Y cuando la temporada va a comenzar haz una buena pre-temporada de preparación física. El esquí de travesía es un deporte muy físico.

9.- Fedérate en montaña y hazte socio de un club. Por un lado necesitas un seguro de accidentes que cubra cualquier incidencia, y por otro lado, necesitas conocer a otros esquiadores de montaña más experimentados y también menos expertos al igual que tú. En muchos clubs se organizan salidas en grupo para todos los niveles, a las cuales hay que asistir y socializarse en este deporte. Las carreras y otros eventos también cumplen esta función.

10.- Relájate y disfruta: disfruta del ascenso y del descenso, de los paisajes invernales, de las cumbres y de las vistas de pájaro. El esquí de travesía es un deporte de sensaciones, muy completo y gratificante. Si disfrutas de todas esas sensaciones, estarás deseando volver a practicar este deporte.

Daniel El Travieso, de Infotravesía

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.
Compartir:
Facebook
Twitter
Más noticias relacionadas con esta actividad