Compartir:
Facebook
Twitter
21-05-2020
MONTAÑA

Ternua participa en el proyecto Saretu de reciclado de redes de pesca en desuso

REDACCIÓN - @OUTDOORACTUAL

Cada año van a parar al mar aproximadamente entre 5 y 13 millones de toneladas de basura. Un 20% de los desechos tiene su origen en actividades marinas como la pesca. En el puerto de las Seychelles se almacenan toneladas de redes atuneras de cerco ya en desuso, derivadas de la actividad pesquera de los grandes buques atuneros vascos que faenan en el Océano Índico. Redes con una calidad de poliamida óptima para su reutilización en la industria textil.

Así nace el proyecto SARETU, impulsado por la Asociación Bermeo Tuna World Capital, con la colaboración de la compañía pesquera vasca de túnidos Echebastar, el centro tecnológico AZTI y TERNUA, que busca dar una segunda vida a estas redes y aparejos de pesca abandonados.

En esta ocasión Ternua ha aportado su experiencia en el ámbito del diseño de productos provenientes del reciclaje de redes de pesca, un expertise que adquirió con la iniciativa REDCYCLE (2016), a través de la cual transformó 12 toneladas de pesca abandonadas en el Cantábrico en tejido para confeccionar prendas técnicas para el outdoor. De hecho, en este proyecto, su papel será el de diseñar y producir accesorios con el material reciclado proveniente de estas redes. Concretamente, para esta prueba piloto, Ternua ha diseñado los prototipos de varios posibles productos hechos con este material: gorras, mochilas o riñoneras para su uso tanto en actividades deportivas como en el día a día.

SARETU se articula en cuatro fases. La primera consiste en almacenar las redes atuneras de cerco que son descartadas en el puerto de Seychelles. En segundo lugar, se procede a acondicionar esas redes para que puedan ser recicladas. Una vez preparadas llega la tercera etapa, que consiste en el reciclaje mecánico de las redes para convertirlas en hilo ECONYL®. Con ese producto se da paso a la etapa que cierra el ciclo: la producción. El hilo final, concretamente, estará elaborado con una mezcla de las redes de pesca recicladas y otros materiales descartados como moquetas y alfombras ya en desuso.

Destacar, asimismo, que esta iniciativa es de gran relevancia por su impacto ambiental, ya que permite reciclar residuos y reducir la emisión de gases de efecto invernadero, pero también por su impacto económico, porque permitirá analizar la viabilidad de desarrollar una industria local en Bermeo dedicada al reciclado de artes de pesca.

Desde Ternua declaran que "es ilusionante participar en proyectos de este calado puesto que muestran que agentes de diferentes sectores están sensibilizados con la problemática de la basura marina y que quieren trabajar de forma conjunta para dar soluciones a este problema medioambiental y, además, fomentar la economía circular", algo en lo que Ternua lleva trabajando desde hace años en la industria textil.

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.
Compartir:
Facebook
Twitter
Más noticias relacionadas con esta actividad