Compartir:
Facebook
Twitter
05-10-2018
VERTICALIDAD - ESCALADA

Elegir la mejor cuerda para escalada deportiva

Jose Manuel Arce

Vamos con una de las tareas más importantes a la que nos enfrentaremos sin duda en la elección del material en escalada deportiva: Comprar cuerdas de escalada, uno de los elementos de seguridad vitales durante nuestra progresión vertical.

La variedad de modelos, diámetros, tratamientos, marcas, colores… se ha disparado en los últimos años en los que se han comenzado a fabricar cuerdas cada vez más específicas por lo que, tratándose de un asunto tan importante como la elección de la cuerda, debemos conocer en detalle que puntos condicionan las prestaciones de la cuerda que finalmente carguemos en nuestra mochila.


Antes de nada debemos conocer alguna terminología empleada a la hora de clasificar las diferentes gamas de cuerdas así que vamos a explicar los más importantes y que además serán la base de una buena elección:
Factor de caída
El factor de caída es la relación (división) entre los metros de caída y los metros de cuerda que la detienen, y que por definición no puede ser mayor de 2. Cuanto más se acerque el factor de caída al valor máximo (2) mayor será el impacto tanto para la cuerda como para el escalador.

Fuerza de choque
Podríamos definir la fuerza de choque como el impacto que recibe el escalador cuando todos los dispositivos de aseguramiento (cuerda, cintas express, asegurador, arneses…) detienen su caída. A mayor impacto mayor fuerza de choque. A la hora de comprar una cuerda podremos ver en su etiquetado, o en su ficha de producto si la compramos online, cual es el valor de fuerza de choque que transmite esa cuerda: A menor valor (en kilonewtons –kN-) menor impacto recibirá el escalador.

Nº de caídas factor 2
Este aspecto nos dará cuenta de la resistencia de la cuerda en pruebas de laboratorio. La cuerda es sometida a caídas de Factor 2 consecutivas cada 3 minutos hasta que se determina cuando sus prestaciones ya no pasarían la homologación correspondiente.

Podremos conocer cuándo se ha fabricado la cuerda prestando atención a esta referencia del etiquetado. Los 2 primeros caracteres corresponde al año de fabricación.


Ya conozco la teoría pero ¿Cómo elijo una cuerda?
Cuando vayamos a comprar una nueva cuerda todas las dudas del mundo se nos vendrá a la cabeza y no sabremos por dónde empezar. Veamos si podemos echarte una mano.

Longitud
Lo primero que debes pensar es de qué longitud necesitas tu cuerda. Si habitualmente escalas en rocódromo o en escuelas donde las vías tiene poco más de 20 metros no compres una cuerda de 70, 80 o más metros. Compra una cuerda de 50metros o de 60 por si te mueves en alguna salida a otra escuela con vías más largas. Si por el contrario eres un fanático de las vías largas, dale caña a los metros de la cuerda y no compres ninguna por debajo de 70 metros.

Diámetro
El diámetro de la cuerda condiciona principalmente 2 aspectos de ésta: El peso y la durabilidad. A menor diámetro menos peso pero la cuerda durará menos ya que tendrá menor capacidad de asumir el estrés de las caídas, el peso del escalador etc. Si somos escaladores que escalamos principalmente en rocódromo, en Top Rope, o pesamos más de 75-80kilos lo ideal es que compremos una cuerda de 10, 10.2 o incluso 10.5mm. El tipo de escalada que hacemos no necesitará de cuerdas más finas ya que no sacaremos partido a sus prestaciones y conseguiremos no tener que cambiar de cuerda con tanta frecuencia.

Si por el contrario escalamos vías largas o donde el equipamiento no es del todo bueno en cuanto a las líneas que marcan los seguros, cuanto menor diámetro compremos menos peso tendremos que arrastrar y menos esfuerzo a la hora de pasar la cuerda por las expreses. Sacrificaremos algo de tiempo en la vida de la cuerda pero escalaremos de forma más confortable.
Diámetros como 9.5 o 9.8 serán los más habituales, y si eres un radical del peso puedes atreverte con diámetros de 9.2mm o inferiores.

Tratamientos
¿Cuántos tratamientos tienen las cuerdas?
Los tratamientos más conocidos son los tratamientos antihumedad y los tratamientos anti-arista que evitan que la cuerda acumule humedad en el alma y la camisa aumentando su peso y volumen además de recudir su tiempo de uso en el caso del primero, y evitar que la fricción sobre filos, relieves y demás demonios que habitan las paredes dañen nuestra preciada cuerda en el caso del segundo.

Contado así creo que todos querríamos estos tratamientos en nuestra cuerda ,pero ¿Escalas la mayor parte de ocasiones en rocódromo y además en tu zona llueve menos que en el desierto de Atacama? Pues entonces estarías pagando un entre un 30 o un 60% más en el precio de tu cuerda por unas características que no aportan ninguna ventaja frente a las más sencillas.

Frente a esto, nos encontramos con escaladores que frecuentan escuelas o zonas más agrestes con tipo de roca más agresivos o que escalan en áreas húmedas o en temporada de invierno. Entonces si que tratamiento antihumedad o antiarista harán rentable una inversión mayor, logrando que tu cuerda dure más y en mejores condiciones de uso.

Manejabilidad
Este aspecto es más personal que técnico. ¿Te gustan las cuerdas más duras o prefieres las que son más dóciles?
Hay marcas como Fixe-Roca que fabrican cuerdas más duras, algo más rígidas con el uso, y por el contrario marcas como Beal fabrican cuerdas más blandas.  Esto ya es cuestión de gustos, de probar varias marcas y de encontrar la que mejor se adapte a tu forma de escalar y asegurar.

Si tienes cualquier otra consulta no dudes en consultar el Equipo técnico de Climbingzone.es.

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.
Compartir:
Facebook
Twitter
Más noticias relacionadas con esta actividad