Compartir:
Facebook
Twitter
28-12-2017
VERTICALIDAD - ALPINISMO

El alpinista Alex Txikon pretende escalar el Everest en invierno y sin usar oxígeno artificial

Redacción - @outdooractual

El ser humano ha ido conquistando poco a poco todos los puntos más extremos de la tierra: los polos, los desiertos, los mares o las catorce montañas de más de ocho mil metros.

Casi todos los años, el Everest es ascendido a partir de finales de primavera por cientos de personas que, la mayoría de las veces, se limitan a seguir una cuerda fija que ha sido colocada por sherpas de expediciones comerciales y que les conduce desde el campo base hasta la cumbre. Y frente a esta masiva forma de himalayismo, persiste uno de los mayores desafíos actuales en el mundo de la aventura, si no el mayor de todos: ascender la montaña más elevada de la Tierra, con 8.848 metros de altura, en pleno invierno; y más si se hace de la manera más pura, sin la utilización de botellas de oxígeno.

Coronar la cima del mundo durante la durísima temporada invernal (con temperaturas mínimas de -60 grados y vientos huracanados de hasta 150km/h) sólo ha sido logrado hasta ahora por una pareja de alpinistas polacos, Krzysztof Wielicki y Leszek Cichy, en un hito que data ya de 1980. Entonces lograron escalar el Everest en pleno invierno, eso sí, utilizando oxígeno embotellado y apoyándose en una numerosa expedición de 20 miembros y varios sherpas.

Nadie ha vuelto a conseguir escalar en invierno este gigante y, por supuesto, nadie lo hecho sin la ayuda de oxígeno artificial. Este es precisamente el doble reto a batir de la nueva expedición del alpinista vizcaíno Alex Txikon (Lemoa, 1981), doble reto que ya intentara hace un año uno de los profesionales de la montaña más laureados a nivel mundial. El éxito o el fracaso de la expedición no es lo más importante ya que, suceda lo que suceda, la aventura está garantizada, porque solo proponérselo demuestra una ambición extrema.

Otra de las claves de la gesta, que comenzará el próximo 24 de diciembre y que se prevé finalizar a finales de febrero, es que Alex Txikon volverá a apoyarse en un muy reducido equipo de colaboradores, en el que sí estará su amigo y compañero Ali Sadpara, que le acompañó también cuando hicieron historia en 2016 al coronar por primera vez el Nanga Parbat en invierno y sin oxígeno.

Además el equipo liderado por Txikon filmará de nuevo la expedición completa con el objetivo de recoger la aventura y dar fe de lo realizado. Tratando de transmitir el lado más humano de la misma, haciendo partícipe a todo el equipo de la grabación, y buscando conseguir que el espectador llegue a sentirse parte de la odisea.

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.
Compartir:
Facebook
Twitter
Más noticias relacionadas con esta actividad