Compartir:
Facebook
Twitter
02-10-2018
VIAJES - TURISMO RURAL

Las comarcas de Lleida cierran el verano con un récord histórico

Redacción - @outdooractual

Las comarcas del Pirineo y las Tierras de Lleida han cerrado la temporada de verano 2018 por sexto año consecutivo con un incremento de viajeros y de pernoctaciones respecto al año anterior. Estos resultados, que aún son provisionales a la espera de los datos del INE del mes de septiembre en cuanto a los establecimientos de hostelería, turismo rural, apartamentos turísticos y campings, situarían el verano de 2018 como el mejor de todos los tiempos y por encima de las cifras obtenidas en 2007, consideradas como las mejores hasta ahora.

La ocupación turística en la demarcación de Lleida durante los meses de junio, julio y agosto en los distintos establecimientos de los sectores de hostelería, turismo rural, apartamentos turísticos y campings se ha incrementado en un 0,27% en cuanto al número de viajeros y de pernoctaciones en relación con el mismo período del año 2017.

Estos resultados aún provisionales del INE, y pendientes de tener los datos de septiembre, confirman prácticamente las previsiones hechas por el Patronato de Turismo y por el propio sector al inicio de temporada. En concreto, el Patronato auguró un buen comportamiento turístico en el Pirineo y en las zonas turísticas de las Tierras de Lleida con la previsión de repetir los resultados del verano de 2017 y poder consolidar los crecimientos que ha experimentado el sector turístico de la demarcación leridana en los últimos 5 años durante la temporada estival.

Las comarcas de Lleida habrán recibido durante este verano más de 610.000 viajeros y se han alcanzado 1.750.000 pernoctaciones entre las distintas modalidades de alojamiento turístico, al margen de las segundas residencias.

Este resultado provisional señala el balance del verano de 2018 como un período de récord al situarse como el mejor de todos los tiempos, tanto en cuanto al número de viajeros como el de pernoctaciones en el conjunto de la demarcación.

También las actividades de turismo activo han tenido un buen comportamiento este verano, si bien habrá que esperar al final de la temporada, a mediados de este mes de octubre, para terminar de pasar balance, pero los diversos responsables del sector calculan haber alcanzado un incremento de las actividades en torno a un 3,7% más que el año anterior, cumpliendo las previsiones iniciales.

Desde el año 2013 el sector turístico de las comarcas de Lleida mantiene una tendencia de crecimiento positivo. El año 2017 se cerró con un incremento de un 6,4% en el número de pernoctaciones y un 5,9% en el de viajeros, mientras que 2016 se cerró con un aumento del 12% más de turistas y de pernoctaciones que el verano de 2015, y este último, a su vez, fue mejor que el de 2014 con un 4,37% más de pernoctaciones.

Los resultados provisionales de este verano mantienen también la misma tendencia que está experimentando el sector turístico en el conjunto de las comarcas de Lleida a lo largo de los 8 primeros meses de este año 2018, y que se traduce en un incremento de enero a agosto de un 3,46% más de viajeros y de un 2% más de pernoctaciones que en el mismo periodo de 2017.

También el turismo extranjero sigue marcando este año un fuerte crecimiento con relación al año 2017. En concreto, el turismo internacional mantiene un crecimiento de un 11,5% de viajeros y un 6,44% más de pernoctaciones que las registradas en los primeros 8 meses de 2017. Hay que recordar que el año 2017 se cerró con un récord histórico en cuanto al número de viajeros y con el mejor registro de pernoctaciones de los últimos 10 años. Por su parte, el turismo extranjero cerró con el mejor registro de todos los tiempos.


Hoteles y campings tienen los mejores resultados
A pesar de que los resultados de la oferta turística de las comarcas de Lleida ofrecen en su conjunto estos resultados positivos de un crecimiento de un 0,27% más de viajeros y de pernoctaciones en relación con el verano de 2017, hay que subrayar que los sectores de hostelería y los campings son los que lideran el mejor comportamiento turístico. El turismo rural prácticamente mantiene los mismos resultados del año anterior y los apartamentos turísticos han sufrido este verano un retroceso respecto al verano de 2017.

El sector de hostelería ha registrado un incremento por encima del 1% tanto en el número de viajeros como de pernoctaciones en relación con el verano de 2017, con los datos provisionales de los meses de junio, julio y agosto, mientras que el sector del camping ha mantenido el mismo número de viajeros que el año pasado, si bien se han prolongado las estancias de los visitantes, dado que las pernoctaciones se han incrementado un 2,60%. Por su parte, el turismo rural se ha mantenido prácticamente igual que el año anterior, con un incremento de un 0,8% en el número de viajeros y una reducción de un 0,8% en la cifra de pernoctaciones. Por último, el sector de los apartamentos turísticos ha tenido un retroceso de un 16% en el número de viajeros y de un 1% en las pernoctaciones.


Más viajeros extranjeros
El turismo extranjero, por su parte, ha mantenido un comportamiento desigual entre los viajeros y las pernoctaciones con relación al año anterior. Mientras que el número de viajeros ha aumentado un 5,4%, la media de días de estancia se ha reducido, lo que ha supuesto una disminución en el número de pernoctaciones de un 8,5%.


Oferta de alojamiento
La oferta de alojamiento turístico reglado para este año 2018 en las comarcas de Lleida entre hoteles, campings, turismo rural, apartamentos turísticos, refugios, instalaciones juveniles y albergues ha sido de unos 1.306 establecimientos y 56.562 plazas, unos datos muy similares a los de la temporada anterior. Si añadimos a estas cifras los huts, los pisos de uso turístico, el total se sitúa en 3.553 establecimientos y 68.920 plazas.

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.
Compartir:
Facebook
Twitter
Más noticias relacionadas con esta actividad