Compartir:
Facebook
Twitter
12-07-2011

> PRIMEROS ANDINISTAS

¿Sabías que varias cumbres de los Andes fueron ascendidas hace siglos?

Cuando en diciembre de 1952 Bión González León y Juan Harseim ascendieron a la cima del volcán Llullaillaco, pensaban que estaban realizando una gesta que nadie antes había realizado: la ascensión al 4º volcán más alto del planeta y una de las cumbres más altas de la cordillera de los Andes. Cuál fue su sorpresa cuando al lado de la cima se encontraron con los restos de unas edificaciones, que resultaron ser un santuario indígena de hacía 500 años. Llegaban pues con cinco siglos de retraso a la primera ascensión; a cambio, ofrecieron al mundo del siglo XX un gran descubrimiento.

El volcán Llullaillaco, además de ser, como ya dijimos, el 4º volcán más alto del planeta, es la tercera montaña más alta de Chile y la 6º más alta de todo el continente americano. Está situado en la frontera entre Chile y Argentina, y alcanza los nada despreciables 6.739 metros de altura sobre el nivel del mar.

Las montañas han sido veneradas y sacralizadas por muchas culturas del mundo distantes en el espacio y tiempo. Se las ha identificado como morada de dioses y espíritus. Los indígenas andinos de hace cinco siglos llegaron, en esta sacralización, a escalar algunas de las montañas más altas del planeta para construir templos de adoración a los dioses, como lo muestran las construcciones encontradas en el Llullaillaco.

Pero los descubrimientos no acaban ahí. Medio siglo más tarde del descubrimiento de González y Harseim, en 1999, una expedición dirigida por Johan Reinhard y Constanza Ceruti, encontró, también en las cercanías del Llullaillaco, los cuerpos congelados y momificados de tres jóvenes que llevaban en la cumbre del volcán… ¡5 siglos!

Son los llamados niños del Llullaillaco: una niña de unos 15 años (la “Doncella”), otra de unos 6 años (la “Niña del Rayo”) y un niño de unos 7 años. Su estado de conservación, debido al frío, era espectacular y se presupone que su muerte fue debida a un sacrificio en honor de los dioses que habitan las cumbres y los cielos.

Sin embargo, éstas no son las únicas momias encontradas a gran altura en los Andes. Ya a principios del siglo XX, en 1905, fueron encontradas varias momias en el nevado Chañi (5.900 metros). En las décadas siguientes, varias momias fueron encontradas a alturas de más de 5.000 y 6.000 metros. Se puede decir, por lo tanto, que el andinismo comenzó hace siglos y que los primeros andinistas –aunque no con las mismas motivaciones que los de hoy en día– fueron los pueblos indígenas de los Andes.

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.
Compartir:
Facebook
Twitter
Más noticias relacionadas con esta actividad