VERTICALIDAD - FERRATAS

> FERRATAS: ENTRE LA ESCALADA Y EL TREKKING

¿Qué son las vías Ferratas?

Ferratas

Peldaños en la Ferrata Sacs (Foto: Wikipedia)

Aunque la primera Vía Ferrata de la que se tiene constancia es la que se equipó en Austria en 1843 para poder alcanzar la cima del Hoher Dachstein, fue en la Primera Guerra Mundial cuando estos caminos verticales, que trazan rutas en terrenos rocosos a base de escalones, pasamanos y otros elementos, cuando se generalizó su uso, de la mano de las necesidades militares del momento.

No se imaginaban, los militares que ordenaron la construcción de kilómetros y kilómetros de Vías Ferratas en los Dolomitas, que casi un siglo después, esas rutas que antes servían para avituallar los puestos militares de alta montaña, se convertirían en rutas lúdico-deportivas. A medio camino entre el senderismo y la escalada, las Vías Ferratas ofrecen la oportunidad de dar un paseo vertical y seguro, tanto para especialistas como para aficionados no experimentados.

Respecto al equipamiento necesario, no hace falta un gran equipo para ascender una Vía Ferrata, pero sí que se necesitan varios elementos típicos de la progresión en roca. Un arnés homologado será el primero de dichos elementos. Servirá un arnés de alpinismo, incluso uno de escalada deportiva. El casco también es más que recomendable, pues la caída de piedras es habitual en una pared vertical.

También necesitaremos material específico de Vía Ferrata, como una cinta de seguridad con disipador de energía. Existen dos modelos de disipadores (en V y en Y), pero los disipadores en Y son los más recomendables, ya que permiten ahorrar tiempo y fuerza durante el cambio de mosquetones y en el caso caída, gozaríamos de un doble aseguramiento.

El mosquetón de seguridad también es imprescindible, ya que nos permitirá ligarnos al llamado cable de vida. Los mosquetones de seguridad para Ferratas suelen tener una resistencia superior a otros mosquetones y cuentan con un dispositivo de cierre automático. Vienen marcados con la distinción de una K, proveniente del alemán Klettersteig, que no quiere decir más que Vía Ferrata.

Sobre el material general, cabe decir que servirá aquel que utilizaríamos para una marcha por media montaña. Un calzado con una buena suela nos bastará, aunque existen Vías Ferratas que obligan al uso de pies de gato. Se trata de informarse antes de salir. Sobre la ropa, más de lo mismo. Aunque será importante pensar en unos guantes resistentes, ya que gran parte del camino se realizará por escalones y cadenas de hierro, por lo que unos guantes nos ahorrarán posibles ampollas o heridas.

Por lo que respecta a la progresión se basa en continuar el cable de acero que recorre la Vía Ferrata y al que nos aseguraremos en todo momento; es por eso que se le llama cable de vida. Las Ferratas se dividen en tramos y cada tramo corresponde a un anclaje del cable de vida a la pared. Es importante no encordarse dos personas en el mismo tramo, por lo que debemos esperar a que la persona de delante llegue al siguiente tramo antes de asegurarnos nosotros al nuevo tramo.

Como ya se ha dicho, el final de un tramo viene marcado por el anclaje del cable a la pared. En ese momento deberemos cambiar nuestra cinta de seguridad de un tramo a otro, en lo que constituye la operación más técnica de una Vía Ferrata. Dicho cambio de tramo variara según nuestro disipador sea en V o en Y. En los disipadores en Y (los más recomendados), los dos cabos del disipador están constantemente ligados al cable de vida, por tanto, cuando llegamos a un anclaje, tomaremos uno de los cabos y lo ligaremos al siguiente tramo. Sólo cuando el primer capo esté ligado al siguiente tramo soltaremos el segundo cabo, para atarlo, del mismo modo, al siguiente tramo y así seguir avanzando. Los disipadores en V, sin embargo, sólo ligan uno de los cabos al cable, mientras que el otro se sujeta al arnés. Con estos disipadores, cuando llegamos a un cambio de tramo, debemos tomar el cabo atado al arnés y ligarlo al siguiente tramo. Cuando estemos asegurados al nuevo tramo, soltaremos el cabo que está en el tramo anterior y los sujetaremos al arnés. No conviene atar los dos cabos de un disipador en V al cable, ya que en caso de caída, se reduciría el efecto del disipador.
 

Historia de las Vías ferratas en España
Una de las primeras fue instalada en la Montaña de Montserrat, la Vía ferrata Teresina, por Antonio García Picazo en 1993. Vía con paredes largas no apta para principiantes. Anteriormente se equiparon caminos en la Sierra de Guara y en el Parque nacional de Ordesa y Monte Perdido (El Parque Nacional está catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.), las clavijas de Cotatuero, instaladas por el herrero de Torla Bartolomé Lafuente y Miguel Bringola a instancias de un cazador inglés a finales del XIX en 1881. Son un total de treinta y dos hierros entre clavijas y alguna grapa, que salvan una pared con un gran patio en el circo final de Cotatuero.


Listado de Vías ferratas En España:
IMPORTANTE: Antes de intentar una Vía ferrata es necesario informase del estado actual de su equipamiento. Puedes usar las referencias situadas al final de la página

Cataluña
- Vía Ferrata de Sant Martí Sarroca (desequipada) - S. Martí Sarroca
- Vía Ferrata Regina-Oliana - Oliana
- Vía ferrata Cala de Moli (desequipada) - Sant Feliu de Guixols
- Ferrata de la Teresina - Montserrat
- Ferrata de las Damas - Montserrat
- Joc de l'Oca - Montserrat
- Ferrata de les Baumes Corcades - Centelles
- Ferrata del Montsant - Morera del Montsant - Ferrata de les Gorgues de Salenys
- Ferrata Olmo-Urquiza - Corçà
- Les Roques de l'Empalomar - Vallcebre
- Ferrata de Puig Arnau Canalda - Puig Arnau

Aragón
- Fuentespalda · Torreta dels Moros - Fuentespalda
- Vía Ferrata de Santa Elena de Biescas - Biescas
- Ferrata de Sacs - Benasque
- Castellaso - Sesué
- Vía ferrata de Broto - Sorrosal - Broto
- Ferrata del Santo Cristo - Olvena - Olvena
- Ferrata del Espolón de la Virgen - Rodellar - Ferrata del Castillo Peñaflor - Huesa del Común - Teruel
- Vía ferrata del Amadeo - Huesa del Común - Teruel
- Vía ferrata del Puente - Rodellar
- Vía ferrata del Castellaso - Sesué
- Clavijas de Cotatuero - Torla
- Ferrata de Castellote - Castellote-Teruel
- Ferrata de Peñas Juntas - Bierge-Huesca
- Vía ferrata de Foradada del Toscar - Canal del Palomo - Vadiello
- Peña Rueba - Murillo de Gállego
- Riglos · Cubilillo os Fils - Riglos

Gran Canaria
- Primera Luna - San Bartolome de Tirajanan sector de El Berriel

Andalucía
- Ferrata de Zuheros - Zuheros (Córdoba)
- Ferrata de Benadalid - Serranía de Ronda (Málaga)
- Ferrata de Benaojan - Serranía de Ronda (Málaga)
- Ferrata del Camorro - Torcal Antequera (Málaga)
- Ferrata de Igualeja - Serranía de Ronda (Málaga)

Comunidad Valenciana
- Ferrata de Ponoig - Polop de la Marina
- Ferrata del Cid - Petrel
- Ferrata de Villena - Villena
- Vía Pirata - Puebla de Arenoso (Castellón)

Castilla y León
- Ferrata de La Pasarela - Espeja de San Marcelino

Referencias:
Wikiloc http://es.wikiloc.com
Deandar http://www.deandar.com
http://ferratas.barrancos.org http://ferratas.barrancos.org