Compartir:
Facebook
Twitter
15-01-2015
VERTICALIDAD - ESCALADA

> LIBERACIÓN DEL 'DAWN WALL' A EL CAPITAN

Tommy Caldwell y Kevin Jorgeson culminan la escalada en pared más dura del mundo

Jorge Millaruelo - @jmillaruelo

Tras hacerse con los pasos más duros, era cuestión de tiempo que Tommy Caldwell y Kevin Jorgeson salieran por arriba de la Dawn Wall, la vía que surca El Capitan de Yosemite (EEUU) y la aventura que les ha quitado el sueño en los últimos siete años. Han sido finalmente 19 días colgados en la pared, los que ha empleado la cordada norteamericana para superar los 914 metros de la considerada vía de big wall más difícil jamás escalada.

La historia de Dawn Wall
Corría el año 2007 cuando Tommy Caldwell, uno de los escaladores en roca más potentes y concienzudos de Estados Unidos dibujó el sueño que ahora se cumple. Quería unir la conocida vía de escalada artificial Mescalito con otras rutas de culto de la cara sureste del Capitan como New Dawn para crear una línea capaz de ser escalada en libre. “Es la locura más grande que he intentado en la vida. Está muy lejos de lo que he sido capaz de hacer, una tarea de grandes proporciones, pero es increíble. Es la evolución en la escalada en libre en grandes paredes”, definía el escalador a sus 29 años.

Dos años más tarde, y a pesar de su poca experiencia en este tipo de escalada, Kevin Jorgeson se unió al proyecto. Desde entonces, cada octubre han afrontado juntos el trabajo de la ruta y la lectura de cada movimiento, aunque también ha habido tiempo para las lesiones y la frustración por las secuencias no encadenadas.

Este noviembre llegó el punto de inflexión. Caldwell escaló el último movimiento que le faltaba. Ahora ‘solo’ tenía que unir todos esos pasos, algunos de 9a, para encadenar la Dawn Wall.

Así, el pasado 27 de diciembre se pusieron manos a la obra. Tras liberar los primeros largos con relativa fluidez, se centraron en el ‘crux’ de la vía. Los largos 14, 15 y 16, que componen la Grand Traverse, suponían el principal reto de la pared y la piel de los dedos de Jorgeson pagó el sobreesfuerzo. El escalador tardó ocho días (y más de 12 intentos) en superar los pasos clave y afrontar, junto a su compañero, la segunda parte de la vía. Lo más duro del Dawn Wall ya estaba en sus bolsillos y cinco días más tarde culminaban la ascensión a la cima de El Capitan.

La actividad de Caldwell y Jorgeson ha dado la vuelta al mundo antes de producir. Multitud de medios generalistas se han hecho eco de la gesta que incluso ha llegado a ser retransmitida en su última fase. Como colofón final, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha felecitado vía twitter a los escaladores.

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.
Compartir:
Facebook
Twitter
Más noticias relacionadas con esta actividad