Compartir:
Facebook
Twitter
18-07-2019
RUNNING - TRAIL RUNNING

Sheila Avilés sobre su victoria en el Buff Epic Trail: "No me di cuenta de lo que hice hasta pasados unos días"

Roger Salanova - Instagram Sheila Avilés

Roger Salanova - Instagram Sheila Avilés

Martí Pueyo - @pueyo_2

Ganar hace unas semanas la Livigno SkyMarathon no fue un golpe de suerte. Sheila Avilés está demostrando en cada carrera que participa su gran estado de forma –y parece que seguirá así durante mucho tiempo-. No obstante, por si alguien tenía todavía alguna duda, la catalana venció el Buff Epic Trail.

Ya en frio, Sheila Avilés analizó la carrera para OutdoorActual y se sorprendió por dos motivos: El primero porque “era un reto difícil. Era una carrera de las más duras y largas que he hecho, pero pude ver que ya estaba adaptada a este tipo de distancia”; y el segundo por el “ritmo alto de Johanna Àström”.

UNA RIVAL INESPERADA

Y es que la recién llegada puso las cosas muy difíciles. Poca gente la conocía, y ya desde un principio, la sueca marcó el guion de la carrera. La catalana tuvo que adaptarse y decidió seguirla. No obstante, todo se complicó un poco. Sheila Avilés no tenía “buenas sensaciones” y decidió “centrarse” en ella misma. “Es cierto que gran parte de la carrera pensaba que no la atraparía. Pero en el segundo descenso, que es mi punto fuerte, la alcancé”.

Todo parecía indicar que la corredora local conseguiría su segunda victoria de la temporada –del circuito-, pero Johanna la volvió a adelantar. Fue en ese momento donde estuvo la clave del éxito: “En el segundo descenso me motivé y me dije a mi misma que la batalla no estaba perdida. Lo intenté con todas mis fuerzas. Estaba muy cansada, pero en el último ascenso subí muy rápido por la energía de toda la gente. Ella no pudo seguirme. Sabía que si llegaba arriba en la última subida sería muy complicado que me atrapara bajando”. Y así fue. Sheila se llevó la victoria.

¿DÓNDE ESTABAN LAS DEMÁS?

A pesar de estar cansada de piernas desde el inicio, Sheila Avilés y Johanna Àström marcaron un ritmo muy alto. La sorpresa fue al mirar atrás, y es que no había corredora que las siguiera. “Fue una prueba muy dura física y psicológicamente. Terminé contenta pero pensando que no lo había hecho tan bien por culpa de las malas sensaciones. Pasado unos días, me doy cuenta de lo que hice. Estuve luchando con chicos de alto nivel, y sobre todo a las chicas, que les saqué mucho margen”.

Y si alguien se pregunta como sacó tanto margen, la respuesta es sencilla, pero a la vez complicada de poner en práctica. “Es mi tercer año a gran nivel y me estoy consolidando en el mundo del trail, que es mi objetivo. Pero esto no me lo ha regalado nadie. Es mucho trabajo. La Sheila actual se está formando con la experiencia, pero cada vez tengo que entrenar más. De momento mi cuerpo lo está asimilando muy bien”.

¿Y AHORA QUÉ?

Segunda en la clasificación general. Esta frase lo dice todo. Sheila no quiere conformarse con la plata. Dentro de dos semanas intentará arrebatar la primera posición de Ragna Debats en la SkyRace Comapedrosa. Lo consiga o no, una parte de ella estará pensando también en los SkyMasters. “Este año quiero intentar la victoria. Que sea lo que sea, pero que no sea por no luchar”.

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.
Compartir:
Facebook
Twitter
Más noticias relacionadas con esta actividad