Compartir:
Facebook
Twitter
20-01-2012
VERTICALIDAD - ALPINISMO

> SE TRATA DEL TUNSHO SUR (5.560m)

Primera ascension a un pico virgen de los Andes

Morales y Pinto, en la cima (FOTO: Beto Pinto Toledo)Ruta de ascenso en rojo y descenso por la arista (FOTO: Beto Pinto Toledo)

Tras varios meses de búsqueda e investigación, el guía peruano Beto Pinto Toledo concluyó que la cima del Thusho Sur (5.560m) no había sido nunca pisada por el ser humano. Así las cosas, no tardó en unirse a su compañero Rolando Morales Evangelista para abrir la vía Chinita (MD+, 90º) y pisar por primera vez esta cumbre de la Cordillera Central del Perú.

Esta cadena montañosa de los Andes, cercana a la ciudad de Junin, es una de las cordilleras menos exploradas del Perú por parte de los alpinistas, aunque es bien conocida por las empresas mineras, que explotan los yacimientos situados en la Cordillera Central, con el perjuicio ecológico que ello implica.

Mientras realizaba una escalada por la zona el año pasado, Pinto descubrió unas intrigantes paredes de roca y hielo en el Tunsho, por lo que a la vuelta a casa, se puso a investigar sobre la historia de la montaña. Dos fueron las referencias que encontró. Por un lado, supo que una expedición peruana ascendió la cima Norte a través de la cara Oeste y, por otro lado, se enteró de una tentativa a la arista Norte, frustrada por un accidente en la aproximación. El resultado sobre la cima Sur fue una hoja en blanco.

Dando por hecho que se trataba de una cumbre virgen, Pinto y Morales viajaron en octubre a Huancayo para explorar el terreno y probar suerte. El 16 de dicho meses plantaron su tienda en un lago a 4.700 metros y decidieron atacar la pared al día siguiente.

Según explicaron a Alpinist, la cordada salió a medianoche del Campo para llegar a las tres de la madrugada a la base de la pared. Superaron una primera sección de nieve fresca y roca vertical, tras lo cual avanzaron a gran velocidad por un terreno de nieve y hilo azul. Las mayores dificultades, sin embargo, vendrían en los dos últimos largos, cargados de nieve suelta y con una inclinación cercana a los 90º.

Tras varias horas de lucha con los últimos metros, Pinto y Morales alcanzaron la cima hacia las 9 de la mañana, desde donde rapelaron por la arista Sur hasta el collado que separa la cima Sur de la Norte. Su intención era completar la travesía entre las dos cumbres, pero el deterioro del tiempo se lo impidió.

Según las declaraciones recogidas por Alpinist, Pinto mostró su esperanza de que esta ascensión “reclame la atención sobre este lugar poco conocido, porque hay muchas montañas para escalar”. “Además, generando interés en el potencial turístico, quizás podemos ayudar a proteger la región de los dañinos efectos de la minería intensiva”, concluyó el guía local.

Fuente: Alpinist

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.
Compartir:
Facebook
Twitter
Más noticias relacionadas con esta actividad